FANDOM


2015-02-20 165746

Las guerras ducales fueron un conjunto de conflictos que se dieron en la Facción Austral debido a los intereses que atañían a los nobles que gobernaron durante los primeros tiempos de la Facción, los primeros poblados del territorio. Éstos se habían expandido de forma exponencial, y del interés por los nobles hacia las riquezas que podrían obtener invadiendo las otras ciudades, surgió una importante guerra en la cual se formaron distintas alianzas entre las familias de nobles. Duró desde el 37E3 al 55E3.

Antecedentes

Después de La Catástrofe, el trozo de tierra que quedó intacto en el Sur perteneció a los pocos humanos que sobrevivieron escondiéndose en cavernas y subterráneos. Tiempo después, tras pasar la catástrofe, formaron las primeras aldeas y primeros poblados. Con el tiempo, éstos poblados se fueron expandiendo, y el Sur gozó de una vida inmensa y dinámica debida a la continua actividad de estas ciudades. Las ciudades estaban controladas por familias importantes, que habían perdurado desde los inicios de estos poblados, y pese a que en un principio las intenciones de esas familias habían sido no más que ayudar a sus habitantes a crecer y con ellos, las ciudades, con el paso del tiempo se hicieron llamar "nobles" y olvidando la importancia de cuidar de sus propias ciudades, acabaron valorando mucho más la importancia de sus Linajes. Así estallaron los primeros conflictos, por tomar la victoria con la finalidad de alzar la bandera del linaje haciendo saber al Sur que éste era el más poderoso: una pura cuestión de orgullo. Más tarde, tras los enfrentamientos que se llevaron acabo, todas y cada una de las ciudades habían perdido riquezas, y el motivo por el cual la guerra continuó fue simple: Invadir y saquear, algo que se agravó mucho más en el momento en el que los inmortales tomaron por sorpresa al Sur. Nació entonces la desesperación por las casas nobles de conquistar ciudades ajenas para mantener la riqueza en auge y con ésta formar una defensa que lograse contrarrestar el inesperado ataque de los inmortales.

»—Se hacían llamar ‘los verdaderos reyes del Sur’. Falsos nobles, fragantes del sudor ajeno, sucios dictadores que no pensaban realmente en el pueblo, sino en sus propias riquezas aunque pusieran por delante una justificación tan simple y estúpida como la preocupación por todos nosotros —golpeó la mesa con vigor—. ¡Y cuántos jóvenes murieron en guerras que ni siquiera comprendían! Los muros cayendo, muros que habían tardado años en construir otros tantos. Civiles gritando y a lo lejos una horrible criatura gigantesca, contenta por vernos tan desamparados. 

Desenlace

Finalizó gracias a la unificación que propuso Ardaerah, bajo el ideal de que sólo juntos podrían permanecer vivos y expulsar de las tierras del Sur a los inmortales.

»—… si ahora mismo volviera un inmortal, no podría con nosotros. Porque la tierra de la Facción Austral está ahora unida, y unida afrontará todo lo que venga por delante —dijo Ardaerah—. No permitiré que vuelva a haber tanto sacrifico humano en beneficio de unos cuantos ambiciosos, y en vano para todos nosotros, pues eso no hará más que mermar nuestra tierra. Y la Facción Austral, no mermará.