FANDOM


2015-02-19 171727

Representación visual

La gran catástrofe fue un hecho histórico sucedido en el mundo antiguo (no confundir con Antilea), caracterizado porque fue la causa de que posteriormente solo quedara un fragmento de tierra, aquel que  después se llamó Isílnaren.

Causa

En el llamado Mundo Antiguo, el reino que lo poblaba había sido muy prospero. Al mismo tiempo, la Madre desde tiempos ancestrales, había otorgado la inmortalidad a determinados seres con el fin de que protegieran su creación terrenal. Entre esas criaturas se encontraban los dragones y otros entes que con el paso de las generaciones fueron adquiriendo mayor tamaño. Desgraciadamente muchas de esas criaturas perdieron el raciocinio, a medida que se fueron haciendo más grandes y letales. Los dragones fueron las únicas criaturas que permanecieron con un intelecto suficiente, y al mismo tiempo aumento su orgullo. Cuando pudieron vislumbrar que los humanos se estaban extendiendo cada vez más, y recelosos habían formado enormes ejecitos para evitar posibles problemas con las colosales criaturas –algo debido al desconocimiento de los humanos sobre que estas habían sido creadas por la madre a fin de protegerlos-, comenzaron a atacar los poblados humanos más lejanos del centro. Rápidamente corrió la voz y los ejércitos humanos se movilizaron, avanzando para atacar a los dragones, entonces comenzó la guerra contra los dragones.

2015-02-19 173809

Los dragones fueron una de las criaturas a las que la Madre otorgó la inmortalidad, a fin de que éstas protegieran su creación.

Evidentemente la fuerza de los humanos era muy inferior a la de los dragones. Así pues los dragones redujeron a cenizas la mayor parte de los poblados humanos, y destruyeron todos y cada uno de los vestigios de estos, finalmente terminando por destruir la capital. Los humanos que sobrevivieron, se escondieron entre las montañas más al norte, y otros al sur entre las cavernas y los subterráneos, hasta que todo pasara. Los dragones, para asegurarse de la eliminación total de los humanos, terminaron de destruir por completo cada fragmento de tierra de la tierra que había sido habitada por los humanos. Entonces interfirieron otros inmortales defendiéndose de estos, y sucedió una guerra entre dragones e inmortales. 

No se sabe mucho más del proceso de la gran catástrofe, pues los humanos se resguardaron hasta que todo pasó. Una vez todo termino, lo único que quedaba del mundo antiguo, era un fragmento de tierra que se llamó Isílnaren.