FANDOM


2016-02-10 230015

La ciudad portuaria de la facción norte por excelencia. Aquí se encuentra el único puerto de toda la facción, y es una ciudad comercial con un pasado indudablemente oscuro. Conecta con Ilnabark y Kalesia, también se encuentran allí los dos gigantescos astilleros de los que salen los navíos de la facción.

La mayoría de la población esta compuesta por: constructores de barcos, comerciantes y pescadores.

Historia

Fundación de la ciudad

Los comienzos de Narvandal son humildes. Formado como un pequeño asentamiento cuyo objetivo era conectar los pueblos de las montañas con el mar, Narvandal fue un asentamiento de pescadores y cazadores. Tras su fundación, mucha gente de las montañas descendió hasta la ciudad para poder conseguir algunas monedas en base a la pesca. Rápidamente la ciudad creció, expandiéndose por toda la costa y teniendo todas sus casas justo frente a la orilla del mar.

Desarrollo y auge

2016-02-10 231528

La ciudad se extendió de forma vertical justo paralelamente a la orilla del mar. Dado que era su principal fuente de recursos e ingresos, el mar era primordial para la supervivencia de la ciudad. El comercio aumento hasta el punto de que los mercaderes se comenzaron a asentar en la parte central de la ciudad. La inversión de los comerciantes en la ciudad, hizo que esta se pudiera extender, formando gruesos muros en las zonas oeste y sur de la ciudad, defendiendo de los posibles ataques de la facción austral, o de los inmortales de la franja; el norte, no se veía defendido por la ciudad debido a que resultaba ser una ruta comercial directa y frecuente, con sus correspondientes guardias de la facción.

Líder por derecho económico

Con el paso del tiempo, fue uno de los comerciantes posicionados en el centro de la ciudad, quien sin que el resto de los ciudadanos de la ciudad se diera cuenta, fue apoderándose de la ciudad. Con la riqueza que había obtenido en fructuosas inversiones, consiguió ir comprando la ciudad. Gran cantidad de casas, uno de los astilleros y edificios primordiales para el funcionamiento de la ciudad le pertenecieron. Sin que nadie se percatara de ello, de repente toda la ciudad pertenecía a este individuo, Plugio Putanio.

Con tanto poder dentro de la ciudad, exigió tener una posición como gobernador o moderador de la ciudad en general, prometiendo descender los costes que exigiría de alquileres y venda de algunos de los locales que a el pertenecían. Los habitantes de Narvandal, considerando beneficioso ese descenso de los precios, aceptaron y Plugio se convirtió en gobernador de la ciudad. Al principio no fue una principal molestia, los ciudadanos estaban relativamente contentos, pues plugio conseguía comprar los excedentes y abastecer de una relativa riqueza a los ciudadanos. Pero tan pronto como instauro un sistema de recaudación de impuestos, comenzó a abusar de los ciudadanos de Narvandal, exigiendo cada vez cantidades mas escandalosas. Con el crecimiento económico de la ciudad, gracias al comercio con el resto de la facción y el reciente comercio con Ilnabark, los ciudadanos podían contar con un nivel de riqueza alto, pero Plugio reducía esa beneficiosa situación a la miseria a todos y cada uno de los habitantes de la ciudad.

Mas tarde se supo que se trataba de un individuo perteneciente a la facción austral, exiliado por diversos crímenes de especulación y estafa. Los nórdicos, recelosos porque un ajeno a sus tierras tuviera el control absoluto de toda la ciudad, comenzaron a dejar de pagar los pagos debidos por los alquileres de diversas casas y establecimientos. Plugio trató de llevar ante la justicia a todos aquellos que no pagaban lo debido; pero los nórdicos no realizaron juicio alguno. Considerado como un exiliado de una facción enemiga y un posible traidor, fue incendiado en la calle. Su cuerpo fue exhibido durante doce días, y luego se lanzo al mar.

Nueva gestión y nueva tradición

Tras lo sucedido, Mitholdir acudió a la ciudad para poder reorganizarla. Quien no disponía de un hogar, o quien todavía pagaba las rentas que aquel individuo le había exigido en vida, ahora poseía una casa sin tener que rendir cuentas a nadie. La ciudad rápidamente volvió a enriquecerse, además debido a que toda la riqueza que había amasado Plugio, fue repartida por la ciudad y la facción. Ahora sin gobernantes, la ciudad comenzó a recibir las ordenes y la gestión de la fortaleza blanca, continuando con su crecimiento regular.

Fue la principal ciudad que recibió exiliados de la facción austral. Pero en cuanto estos exiliados comenzaron a resultar problemáticos para la población, se tomo una costumbre únicamente propia de la ciudad Narvandal: los emisarios, exiliados y cualquiera de la facción austral que entraba en esta ciudad y hacia saber su procedencia, eran quemados por los habitantes de la ciudad. Narvandal ya no acogía respetuosamente a los ajenos a la facción, y así ha sido desde entonces.

Estructura de la ciudad

La ciudad esta construida en paralelo a la orilla del mar, aunque se extendió levemente hacia el oeste, teniendo un centro con una densa población situada en grandes edificaciones de hasta tres pisos. Esta rodeada por el sur y el oeste por un gran muro de piedra.