FANDOM


El "panteón de muertes" es una tradición propia de los verdugos en Isílnaren. Se basa en la creencia de que los espíritus de los ejecutados intentarán atormentar y hacer cosas malas al ejecutor que se encargó de su sentencia. La costumbre dice que para evitar ser molestado por estos fantasmas el verdugo debe orar a la Madre para suplicar su protección (lo que en la jerga de la profesión se conoce como "meterse bajo la falda de la Madre"). Esto se ha de realizar en la capilla de la prisión donde estuvo el condenado o en el primer templo que encuentre el ejecutor.